El respeto no es algo que practiquen los “gays”

Columna

Por: Claudia Rio

La homosexualidad es una tendencia que se ha dado a lo largo de  la historia, recordemos que los grandes filósofos como Sócrates, Platón ( por no decir Plutón), Demócrito  etcétera, fueron homosexuales y se notaba en sus misóginas frases, siempre en contra de la mujer, muchos escritores como Oscar Wilde,  Virginia Wolf o  Truman Capote por mencionar algunos también eran homosexuales, incluso se llegó a sospechar de Carlos Monsiváis.

Entonces de que nos escandalizamos porque ahora la comunidad LGBTTT,  quiera reclamar sus derechos, por la calle; cada vez es más común sobre todo entre los hombres su apertura “romántica”; incluso si recordamos, fue gracias a esta comunidad que la información sobre el SIDA tuviera difusión.

 Todo está muy bien, ahora la pregunta es: Si se les ha respetado su tendencias, sus marchas, su protestas, entonces porque ellos  no lo hacen; con esto no me considero una persona homofóbica, pues estamos rodeados de ellos, y es algo que no podemos evitar, pero con la marcha que tienen planeada para el  24 de septiembre  es un reto como lo diría Valdemar, es una falta de respeto hacia las familias mexicanas.

Repito, independientemente de que si Hugo Valdemar el vocero de la arquidiócesis se encuentre implicado en una relación homosexual y lo tachen de doble moralista, no les da el derecho de incurrir en este tipo de actitudes. Ya suficiente se les ha soltado la rienda a los homosexuales, que lo acepto han luchado por sus derechos como el hecho de casarse, vivir juntos o adoptar, en lo último estoy totalmente en contra. Por qué no hay ser más vulnerable que un niño,  aunado al peligro que  podría correr con tutores gays; como el caso del niño violado.

 Se sabe a la perfección que la iglesia ha cometido aberraciones en contra de los niños como el conocido caso de Maciel, entre tantos que podemos enumerar; pero no es el caso, la cuestión es que La comunidad LGBTTTI exige igualdad, que respeten sus derechos, ¿Cómo hacerlo? Si ellos no  lo practican. No  es un reto contra la iglesia católica, es una gran falta de respeto hacia las familias mexicanas.

¿Respeto e igualdad para todos?

 

Comparte en las redes sociales

Publicado en Columnas.